Evolutionary responses to climate change

Alumno: Victor Hugo Flores Armillas.

 

En este comentario del artículo de Malcom et al (2006) hace una crítica acerca de que en ese artículo contempla que la distribución y extinción puede ser solo determinada por el clima. Y que por otro lado, más que nunca las aproximaciones respecto al desarrollo del clima y su influencia en las especies se encuentra distorsionado, esto por que ellos creen que no se considera la evolución y se infiere que las especies no pueden evolucionar en respuesta al cambio climático.

 

Sin embargo los autores plantean que existe gran evidencia empírica acerca de que la evolución en respuesta a cambios climáticos ocurre a tasas que serian relevantes y que por tanto deberían tomarse en cuenta en proyecciones de respuesta al cambio climático.

 

Posteriormente dan el ejemplo de Rana sylvatica cuyas poblaciones han mostrado evidencias de evolución en sus tolerancias térmicas, tasa de desarrollo a una temperatura especifica y preferencia térmica, todo esto en menos de 40 años en respuesta a cambios de temperaturas de sus humedales. Un ejemplo más son las pruebas de laboratorio realizadas con insectos en donde se encontró un cambio en la tolerancia térmica en menos de 10 generaciones.

 

Además, consideran a la temperatura máxima crítica como un estimador del potencial evolutivo. Este indicador en un plazo de 100 años (usado en Malcom et al. 2006) seria el producto de la desviación estándar fenotípica y de la tasa de evolución por generación y este producto tendría que multiplicarse por el número de generaciones.

 

Ahora bien, a la pregunta de que si estos resultados podrían aplicarse a todas las especies y esperar que ellas se sincronicen con el cambio climático, los autores responde que no, principalmente por tres características: el tiempo  entre el cambio y la respuesta, la pérdida de variabilidad genética y la erosión de la variación genética.

 

Por ejemplo, tiempos generacionales largos son los principales afectados y muchas veces son también objetivos de conservación. Además, los tamaños efectivos poblacionales juegan un papel muy importante ya que pequeños tamaños poblacionales pueden tener una baja variación genética inicial. Finalmente, algunas especies pueden mostrar respuestas iniciales largas a un ambiente cambiante.

 

Como tema aparte los autores exploran el tema de la dependencia entre dos o más especies en un escenario climático cambiante, esto es de suma importancia ya que habrá que tener en cuenta ya que un ambiente cambiante es capaz de provocar eventos de selección masiva.

 

De esta manera, los autores urgen a los científicos a comenzar a tomar en cuenta mecanismos genéticos y evolutivos para sus proyecciones ya que como ellos lo mencionan  la adaptación podría mitigar de manera importante los impactos de los modelos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: