Sekergioglu, etal 2008

Sekergioglu, C. H., S. H. Scheneider, J. P. Fay and S. R. Loarie. 2008. Climate change, elevational range shifts and bird extinctions. Conservation Biology 22(1):140-150

Este artículo es un muy buen ejemplo de cómo poder usar los recursos que tenemos para resolver algunos de los problemas a futuro. Pues lo que ellos hacen es modelar la distribución altitudinal de aves de acuerdo al cambio climático a través del tiempo, ya que es sabido que las mayores extinciones surgen en las partes altas y con el cambio climático global, éstas áreas se reducirán cada vez más y más especies querrán ocuparlas. De este modo, se pueden observar cuales son las especies que se encuentran bajo más riesgo de extinción, de acuerdo a lo criterios de la IUCN.

Muchas especies, incluidas las aves tienen ciertas restricciones altitudinales o de hábitat, ya que acuerdo a donde vivan es su metabolismo y sus requerimientos fisiológicos, por lo que un cambio en el medio en el que viven alteraría su ecología, biología, evolución, fisiología y inclusive su conservación. Por lo que la distribución geográfica de las especies es un criterio fundamental para determinar el grado de e riesgo de extinción de las especies.

El grupo de las aves es uno de los mejores estudiados, sin embargo, se desconoce el 98% de las áreas de ocupación (AOO). La IUCN toma como criterio principal la extensión de ocupación (EOO) de las especies para determinar su categoría de riesgo.

Para hacer el presente estudio, los autores ocuparon bases de datos de otros estudios previos (especies de aves del Hemisferios Oeste, por ser éstas las que estaban disponibles al público); hicieron un modelo de regresión múltiple para examinar la influencia de las variables en especies probablemente amenazadas con criterios de Akaike y Bayesianos; para el modelado de las extinciones futuras, hicieron un modelo linear generalizado con una distribución de Poisson. Al hacer los modelos se usó una capa de la estimación del calentamiento superficial (la más alta y la más baja) y cuatro escenarios de cambio de hábitat, extrapolando los datos para el futuro, hasta el 2100.

Encontraron que el riesgo de las aves incrementa con los valores bajos de EOO (£ 10,000 km2). Especies con mayor rango de distribución altitudinal tienen menor riesgo de extinción, por lo que concluyen que el EOO está altamente correlacionado con el estatus de conservación. Respecto a la elevación y el estado de conservación, a pesar de que hicieron varias pruebas (desde eliminando a las aves costeras y/o acuáticas hasta a la mitad de las aves contenidas en la bases de datos), no fue sensitivo a la elección de los criterios ocupados en este trabajo.

Con los análisis hechos, conjuntando diversas capas como limitaciones altitudinales, escenarios de la pérdida de hábitat de la Evaluación 4 Milenio y una estimación intermedia del calentamiento superficial global de 2.8º C se estimaron entre 400 y 550 extinciones de aves terrestres y aproximadamente 2500 especies estarían bajo alguna categoría de riesgo para el 2100. A nivel mundial, cada grado de calentamiento proyectó un incremento n lineal en las extinciones de 100-500 especies.

Del total de las especies proyectadas bajo riesgo de extinción, solo el 21% están bajo alguna categoría en la IUCN. Por lo que hacen falta más esfuerzos para conservar a las especies.

Alina Gabriela Monroy amboa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: